¡En La Casa de las Quimeras no paramos de pintar!

Iván y Jimena son alumnos de La Casa de las Quimeras desde que cumplieron los cuatro años. Ahora, solamente con seis, son capaces de hacer unos trabajos con colores y texturas impresionantes. Y es que estos dos niños en ningún momento han dejado de explorar y de descubrir a través de la pintura porque en nuestros talleres no están sometidos a ningún tipo de inhibición. Utilizan los colores que quieren y hacen todas las mezclas que desean, cogen cualquier herramienta que necesiten para dar las texturas y también escogen los formatos. Quizás lo más sorprendente cuando los ves manos a la obra es que siempre tienen claro qué quieren utilizar y cómo.

Anuncios